Siempre he creído que tener unas cejas bien definidas son esenciales para lucir una mirada impactante. Por eso, aunque tengas unas cejas rebeldes, y no cuentes con el equipo de belleza de una super modelo, te explico como darles la atención que merecen y cuál es la mejor forma de dejarlas perfectas. ¡Toma nota!

Lávate el rostro: Antes de depilar o arreglar las cejas, lávate el rostro. Moja una toalla pequeña con agua tibia y frótala con suavidad sobre las cejas.

Busca un lugar tranquilo e iluminado: Si depilas y maquillas tus cejas en un lugar con poca luz, como puede ser el baño de tu casa, te será difícil sacarle provecho. Te recomiendo que consigas una buena fuente de luz para que obtengas una mejor idea de la forma que van adquiriendo. En caso de que no cuentes con la iluminación ideal nada mejor que ponerte cerca de una ventana y aprovechar la luz natural.

Usa el espejo ideal: Los espejos con aumento pueden distorsionar lo que ves y hacer que te pases. Opta por un espejo del tamaño de tu cara y sin aumento. De vez en cuando, aléjate un poco y mira tu rostro completo. Así podrás asegurarte que mantienes la simetría entre ambas cejas.

Elige una forma según tu tipo de rostro: Lo mejor que puedes hacer es elegir la forma de tus cejas según el tamaño y la forma de tu rostro, puedes probar los diseños siguientes:

rostro ovalado: forma de ceja con ángulo suave

rostro con forma de corazón: ceja redondeada

rostro largo: ceja plana

rostro redondo: ceja con el arco alto

rostro cuadrado: ceja curva o inclinada

rostro con forma de diamante: ceja redondeada o curva

Corta de manera correcta: Nunca vayas a utilizar unas tijeras normales para recortar esos pelitos fuera de lugar; lo mejor es utilizar unas tijeras pequeñas. Recuerda que antes de cortar debes peinar tus cejas uniformemente hacia arriba con un cepillo de dientes o una brocha especial y recortar siguiendo la línea natural del arco.

Maquíllalas de forma adecuada: Las cejas naturalmente son un poco más claras en el centro de tu rostro y se hacen más oscuras en el exterior. Maquíllalas aplicando menos producto en el interior e ir aumentando a medida que vas más lejos. Evita los trazos consistentes de esquina a esquina y difumina muy bien.

Usa el tono adecuado: No busques que el tono de tus cejas sea idéntico al tono de tu cabello. Prueba esto: si tienes cabello claro, busca un tono un poco más oscuro; mientras que si tu pelo es oscuro, usa un tono más claro.

Intenta que se vean naturales: En general, las cejas demasiado maquilladas no lucen bien. Te recomiendo que uses solo un poquito de producto y que hagas trazos similares a los vellos de las cejas, de esta forma evitarás que tengan un aspecto muy artificial.

 

DEJENOS SU COMENTARIO

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)